¡La hoja que quería volar!

Por fin llegó el frío, mañanas frescas donde nos ponemos ya gorritos, bufanda y guantes... brr,brr!!! Ya sabemos lo que pasa en el otoño, los árboles pierden las hojas, llueve, aparece el señor viento que sopla mucho,... Despedimos esta estación con una sesión de psicomotricidad, con todas las hojas que nuestros peques habían traído al cole, para ver todas las habilidades que podemos desarrollar con solo una hoja. Y mirad el resultado!!!


Con una hoja cada uno, primero observamos sin movernos como caía, soltándola a nuestra altura. ¡ Se nos escapaba de nosotros! No caía a nuestros pies, jejeje. Le dimos con el pie a ver si avanzaba mejor y la movíamos más. Agachados en el suelo, cogíamos mucho aire y lo expulsamos pero poco movíamos la hoja.


También intentamos soplar la hoja y ver cuanto se movía. Algo más sí que avanzaba mezclándose unas con otras, que casi no sabíamos cual era cada uno la suya.


La hoja en la cabeza si andábamos bien, pero si corríamos algo ya se nos caía jeje. La llevamos en la mano de un lado a otro; las pusimos en el suelo e íbamos saltando con pies juntos y después con un pie. Colocamos la hoja entre las piernas y fuimos saltando de un lado a otro sin que nos cayera.
Y por último, lo que más nos gustó, fue estrujarlas, escuchar como crujían y lanzarlas al aire creando una lluvia de hojas de otoño, jijiji ¡qué divertido! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario