Homenaje a las castañeras..

Este jueves por la tarde hemos recibido la visita de unas castañeras. Unas castañeras muy especiales que sin dudarlo han querido colaborar con nosotros. Rocío y Chus se han trasformado en unas castañeras: tiernas, amables, dulces, simpáticas y cariñosas, a las que les encantan los niños. Y han dado vida a este personaje que nos ha robado el corazón a todos; "La castañera María" y "Felipa la castañera", para explicarnos en que consiste esta antigua leyenda ¡¡¡Gracias por vuestra ilusión, alegría y entrega!!! Un año más no tengo palabras... Os queremos!



Estábamos muy impacientes por la llegada de unas castañeras que habíamos visto en unos cuentos que encontramos en nuestra biblioteca de clase, que nervios... no llegan!!! Y por fin entraron en nuestra clase radiantes de felicidad y hablando en gallego. María con zapatillas de casa y Felipa con unos tenis como los del cuento, eran reales de carne y hueso!!!


Comenzaron explicándonos en que consiste esta leyenda..., este personaje sencillo, amable,  humilde, que nos deleitaba con sus castañas y  boniatos y que nos trae cada Otoño e  Invierno ese delicioso olorcillo cuando vamos caminando por las calles, ese humo que nos envuelve en el olor de las castañas y que instintivamente nos provoca el deseo de comprarlas y saborearlas .


La típica figura de la castañera data de finales del siglo XIX en España, en aquella época estas humildes mujeres se sentaban en las calles con un fogón de leña y su saco de castañas y boniatos, no tenían ni un puesto que las resguardara, tan solo un paraguas para la lluvia o la nieve. La gente acudía al calor del fuego en el otoño e invierno a comprarles los cucuruchos, era una manera de calentarse del frío, comprarse unas castañitas.


Hoy en día se suelen colocar en un trenecito, y ya no son sólo mujeres, también hay hombres. No se debe perder esta costumbre, forma parte del otoño y del invierno. 


Desde aquí queremos rendir un homenaje a las castañeras, estas mujeres que tanto nos han deleitado con su trabajo y tanto han adornado nuestras ciudades pregonando la llegada del otoño con su presencia.


¡¡Sorpresas para nuestras castañeras..!! Hemos querido agradecer su visita dedicandoles una canción que preparamos con mucho cariño durante toda la semana y obsequiándolas con nuestra manualidad del Magosto.





Una tarde muy divertida en la que, una vez más, divirtiéndonos, hemos aprendido un montón de cosas que estoy segura que no se olvidarán.



No hay comentarios:

Publicar un comentario