Viendo y tocando aprendemos mejor.

Una buena mañana, los niños de 4 años estábamos trabajando, cuando de pronto nos abordaron varias dudas sobre nuestra ficha. Teníamos que relacionar las diferentes hojas que se nos presentaban con sus correspondientes árboles. Pero... ¿qué mejor forma de aprender que viendo y tocando las cosas con nuestras propias manos? Se nos encendió la bombilla de las ideas y recordamos que nuestros compañeros de 1º de primaria habían elaborado un libro con diferentes tipos de hojas, llamado "Follas voadoras". Les pedimos ayuda y no sólo nos dejaron ver su fantástico libro sino que se ofrecieron a venir a nuestra clase a enseñar y explicárnoslo. ¡Qué bien! Muy atentos esuchamos sus explicaciones sobre cómo lo habían hecho y qué hojas habían recogido. ¿Estarían las hojas que buscábamos en su libro? Siiiiiiiii, allí las encontramos. 

Además nos mostraron un árbol que no conocíamos. ¡El carballo! Nos explicaron cómo lo plantaron ellos mismos y la importancia de cuidarlo día a día. 

¡Muchísimas gracias, compis de 1º de primaria y profe Noe! ¡Habéis sido unos profes geniales!









No hay comentarios:

Publicar un comentario